The Future Freaks Me Out

abril 23, 2015

 

If you wake up at a different time in a different place, could you wake up as a different person?

-The Narrator, Fight Club (1999)

En el pasado, el futuro me asustaba, en el presente el futuro me hace pensar en mi pasado y creer que algo bueno me espera. En el futuro, voy a pensar en este presente y recordar cuando pensaba en mi pasado.

Mi presente es muy diferente al que en un pasado imaginé, toda mi vida he sentido que mi vida ha cambiado drásticamente y pienso “nunca hubiera creído si me hubieran dicho que estaría haciendo esto” y así es, sigo sin creerte, Abril del futuro. Antes esto me asustaba, me daba miedo cuánto podría llegar a cambiar, qué amistades tendría, a qué cosa me dedicaría; simplemente porque pensé que en algún momento dejaría de ser yo y empezaría a ser otra persona, todo sin darme cuenta.

Actualmente, el futuro me hace pensar en las millones de posibilidades que tengo para hacer algo mejor, para que cuando en mi futuro piense en este momento diga “Gracias, Abril del pasado”. Las oportunidades que me he creado con el paso del tiempo han sido cada vez mejores, cada opción que se me abre parece más fascinante que la anterior, y esto es debido a mi historial, ya que las oportunidades no se crean solas.

Hace unos días estaba hablando de las malas decisiones que he hecho en mi pasado y me preguntaron ¿Cambiarías algo?, me quedé callada por un segundo, hace mucho que no pensaba en eso, pero cada decisión que he tomado ahora es una decisión muy diferente a la que hubiera tomado hace un tiempo y ahora que lo pienso, no, no cambiaría ninguna de ellas.

Si no fuera por esos errores y aciertos que cometí, no estaría aquí en este momento, y tú tampoco estarías leyendo esto, ya que probablemente mi blog seguiría abandonado desde diciembre del 2013. Ahora mismo puedo estar decidiendo lo que voy a ser durante el resto de mi vida, o tal ves en una hora, o en 12 años.

Hoy estoy parada en el epítome de mi vida y mañana también.

Anuncios

Balance Electromagnético

noviembre 4, 2013

 

I want you to know that marriage isn’t for you. No true relationship of love is for you. Love is about the person you love.
-Seth Adam Smith

Todo en esta vida debe tener un balance, desde la cantidad y función en las células de nuestro cuerpo, hasta la forma en la que nos comportamos. Es importante recordar que en una relación también debe de existir un balance.

Dicen que el amor no es para ti, no amas pensando en ti, amas pensando en la otra persona, haces todo lo posible por hacerla feliz, apoyarla y darle todo lo que necesite, y tiene que ser igual por parte de la otra persona; ahora pensemos, qué pasa si sólo uno toma en cuenta esto, mientras que el otro piensa que ama para sí mismo, para que esté feliz, para que lo apoyen y para que le den todo lo que necesita, ¿En dónde queda esa relación?

¿Será que realmente es necesario pedir la atención que se debe recibir? O sería una forma egoísta de expresarse, porque estás pidiendo algo, estás pensando en ti, en vez de seguir pensando en la otra persona. Entonces, ¿en qué momento se vale exigir eso? Se vale en el momento en el que por más que haces, no hay manera de ver que la otra persona se esfuerce por hacerte feliz, cuando pides una cosa y no se ve ninguna intención de hacerla realidad y simplemente prefiere esforzarse por cosas que le benefician sólo a él, cuando por más que tú apoyes, no hay apoyo de vuelta, no porque lo necesites justo en ese momento, sino porque siempre debe de existir.

Muchos dicen que la distancia y el tiempo arregla las cosas, y yo también creo que eso ayuda a cualquier relación, ¿pero no acaso, si la relación ya no tiene importancia desde antes de tomar ese tiempo, se arruinaría más de lo que se puede arreglar? Obviamente si a ambas personas les interesa seguir juntos van a hacer todo lo posible por que la distancia no les afecte, al revés, les sea beneficiosa, pero estoy segura de que si al momento de seguir juntos, en el mismo lugar, no hay ningún interés por mejorar, entonces todo lo que ya habían construido se va a perder cuando llegue el momento de separarse, sin duda alguna.

La solución para esto supongo que es exigir lo que hace falta, hablarlo y preguntar si también hay fallas por la otra parte, porque siempre puede pasar que pienses que tú lo estás dando todo cuando puede que, ante la perspectiva del otro, sea al revés, pero lo importante creo que es solucionarlo antes de que llegue ese momento, y de esa manera aprovechar y tomar la distancia y tiempo de una manera positiva y que les sea beneficiosa, porque si no hay manera de arreglarlo, entonces la relación está destinada al fracaso.

Half Remembered Dream

diciembre 18, 2011

I don’t need sunshine now,
To turn my skies at blue —
I don’t need anything but you!

I Don’t Need Anything But You – Annie

Conforme pasa el tiempo uno no puede evitar recordar momentos, y en esos momentos vas dando cuenta de cómo ha cambiado todo… y con más importancia, cómo has cambiado tú. En cuanto pasan los días todo hace una transición, incluso este blog, que ha empezado siendo un instrumento de desahogo para todas esas veces en las que me sentía sola o enojada, y ahora es una historia de cómo me fui enamorando, poco a poco.

Una persona puede recordar cosas de diferentes maneras, ya sea viendo fotos, escuchando canciones o como lo hice yo, leyendo mis propias historias. ¿Qué mejor manera de recordar algo, que cuando tú mismo te lo cuentas? Hay tantas cosas que ya había olvidado, tantos detalles que a su manera, eran importantes.

Me di cuenta de algo invaluable, este año sólo trató de una persona en especial, no había día en el que no escribiera algo de él, cualquier cosa, y ahora me he dado cuenta de que este año, lo único que me hizo feliz fue él, con el que empecé el año considerando “mi mejor amigo” y termino el año considerándolo “el amor de mi vida” no es que no haya tenido con quién más compartir mis días, porque sí lo tuve y me encanta estar con diferentes personas.

Pero el problema está en que es complicado ver a mis amigas o amigos, tenemos que ponernos de acuerdo 1 semana o 1 mes antes para vernos, para que finalmente ese mismo día nos digan que ya no pueden asistir, o a veces suelo ser yo la que cancela, simplemente porque algo pasa y me es imposible ir.

Eso no me causa ningún problema en absoluto, porque yo sé que desde que empezó este 2011 tenía una persona en quién confiar, con quién siempre contar, y no dudo que empiece el 2012 de la misma manera. Entonces, ¿Qué es lo que debo resaltar de este año? No es simplemente el hecho de que ya tengo novio y blah blah, sino que es mucho más complicado que eso.

Empecé el año con mi mente concentrada en otra dirección, pensando diferente de todas las personas con las que me sigo relacionando en estos momentos, y más que nada, empecé pensando que tal vez en una relación todo se trataba de algo superficial, incluso estaba un poco irritada al celebrar el 14 de Febrero, día que consideraba especial para el consumismo, también pensaba que había relaciones que estaban hechas para siempre, que aquellos 2 que yo veía que por nada en la vida se iban a lastimar tenían la mejor relación del planeta.

Ahora veo qué diferentes son las cosas, ¿Cómo es posible aprender tanto de la vida en un sólo año? Ahora comprendo ese 14 de Febrero, sigo estando de acuerdo con que todos los días debería ser un día especial en el que celebremos que nos queremos, pero ¿Por qué no hacer algo aún más especial por lo menos 1 vez al año? Ese día, pensar en cómo invitar a salir a aquella niña que te gusta, o cómo pedirle que sea tu novia (hacer eso en 14 de Febrero es un cliché, no lo hagan.) o cómo recordarle a esa persona que tiene tu corazón entero eso mismo, que lo tiene para siempre.

También entiendo que una relación se da cuando las personas pueden hablar de lo que sea sin que alguien cambie el significado de tus palabras, sin tener miedo a que te juzguen, ese momento en el que sabes que te entiendes a la perfección y que no hay necesidad de explicar mucho las cosas. Y también entendí que dependiendo de la pareja, puede que esto no sea para siempre, ahora veo esa pareja de años y años como lo que de verdad es, dos personas que sólo están juntas por el compromiso, por el miedo a volver a estar solo, por no saber cómo retomar una vida de soltería o por no saber cómo decir las cosas sin quedar mal.

Esto no te lo enseña nadie mas que la propia experiencia, pero además de eso, aprendí que sí existe una persona para mí, ese hombrecillo que está dispuesto a hacer cualquier cosa por mí, que está ahí cuando más lo necesito, que procura siempre tener una buena relación, y también descubrí que yo estoy igualmente dispuesta a hacer todo eso por él, todo eso y más. Porque se lo merece, tanto tiempo que hemos estado juntos que ahora no me imagino cómo pasaba los días antes de que él y yo nos hiciéramos tan amigos.

Y así termina otro año, pero aquí viene la excepción, no hay depresión navideña, creo que por fin termino un año como yo quiero, feliz, tanto así que no sé qué pedir de regalo de Navidad, y eso es porque no necesito nada, en este momento estoy totalmente completa y la vida no me podría dar más.

217736_10150150195963100_642393099_6594493_6242714_n

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Bilis Negra

diciembre 30, 2009

Bilis negra, Inicialmente denominada melancolía y frecuentemente confundida con ella, la depresión es uno de los trastornos psiquiátricos más antiguos de los que se tiene constancia.

Hay un tema que siempre me ha interesado y suelo leer mucho de éste, se trata de la Alquimia, hace mucho tiempo los alquimistas tenían la búsqueda de la vida eterna, esto lo podían obtener mediante la piedra filosofal, la cual está hecha por una mezcla perfecta de metales a la temperatura adecuada y en el momento adecuado. Ellos creían que para obtenerla había que “purificarse” a sí mismo, quitarse la bilis negra y la basura saturnal, sólo así serías digno de crearla.
El rey Duenech decía que mediante los “balneums” podías purificarte, esto era en realidad un simple baño de vapor, ellos pensaban que el proceso terminaba hasta que tu piel se cuarteara y se tornara de un color rojizo.
¿Cuántos no hemos buscado la forma de purificarnos? Olvidar todo lo malo que hiciste y dejarlo atrás, los errores que has cometido y la forma en la que has enfrentado algunas situaciones; todos pensamos que el hecho de recibir un año nuevo es como darnos otra oportunidad para arreglar lo dañado y reconstruir lo destruido.

Hablemos con realismo, una corriente filosófica que Aristóteles propuso en la época clásica, ésta decía que para conocer algo era necesaria la observación y el razonamiento y así habría una explicación y conclusiones que nos llevarían a la verdad; haciendo uso de esto podemos analizar la situación.
Observar: La gente quiere cambiar, ser una mejor persona y olvidar lo sucedido.
Razonar: Conforme pasa el tiempo todos olvidamos nuestros propósitos de año nuevo y regresamos a ser quienes fuimos al terminar el año anterior.
Conclusión: NO EXISTE algo como la purificación, existe la manera de liberar nuestras emociones y algunas de nuestras ideas, pero el hecho de renovarte totalmente de un día a otro no existe.
La Verdad: EL TIEMPO es la respuesta que estamos buscando, con el tiempo olvidamos…siempre se olvida lo que hicimos o lo que nos hicieron, y si no se olvida, entonces deja de doler tanto como antes.

Si alguien no está deacuerdo conmigo y sabe la manera de purificarnos completamente, porfavor…dígame!