Balance Electromagnético

noviembre 4, 2013

 

I want you to know that marriage isn’t for you. No true relationship of love is for you. Love is about the person you love.
-Seth Adam Smith

Todo en esta vida debe tener un balance, desde la cantidad y función en las células de nuestro cuerpo, hasta la forma en la que nos comportamos. Es importante recordar que en una relación también debe de existir un balance.

Dicen que el amor no es para ti, no amas pensando en ti, amas pensando en la otra persona, haces todo lo posible por hacerla feliz, apoyarla y darle todo lo que necesite, y tiene que ser igual por parte de la otra persona; ahora pensemos, qué pasa si sólo uno toma en cuenta esto, mientras que el otro piensa que ama para sí mismo, para que esté feliz, para que lo apoyen y para que le den todo lo que necesita, ¿En dónde queda esa relación?

¿Será que realmente es necesario pedir la atención que se debe recibir? O sería una forma egoísta de expresarse, porque estás pidiendo algo, estás pensando en ti, en vez de seguir pensando en la otra persona. Entonces, ¿en qué momento se vale exigir eso? Se vale en el momento en el que por más que haces, no hay manera de ver que la otra persona se esfuerce por hacerte feliz, cuando pides una cosa y no se ve ninguna intención de hacerla realidad y simplemente prefiere esforzarse por cosas que le benefician sólo a él, cuando por más que tú apoyes, no hay apoyo de vuelta, no porque lo necesites justo en ese momento, sino porque siempre debe de existir.

Muchos dicen que la distancia y el tiempo arregla las cosas, y yo también creo que eso ayuda a cualquier relación, ¿pero no acaso, si la relación ya no tiene importancia desde antes de tomar ese tiempo, se arruinaría más de lo que se puede arreglar? Obviamente si a ambas personas les interesa seguir juntos van a hacer todo lo posible por que la distancia no les afecte, al revés, les sea beneficiosa, pero estoy segura de que si al momento de seguir juntos, en el mismo lugar, no hay ningún interés por mejorar, entonces todo lo que ya habían construido se va a perder cuando llegue el momento de separarse, sin duda alguna.

La solución para esto supongo que es exigir lo que hace falta, hablarlo y preguntar si también hay fallas por la otra parte, porque siempre puede pasar que pienses que tú lo estás dando todo cuando puede que, ante la perspectiva del otro, sea al revés, pero lo importante creo que es solucionarlo antes de que llegue ese momento, y de esa manera aprovechar y tomar la distancia y tiempo de una manera positiva y que les sea beneficiosa, porque si no hay manera de arreglarlo, entonces la relación está destinada al fracaso.

Anuncios